La semana pasada tuve una guardia en quirofanito. No, no es un sitio donde se operan a los niños pequeños o es un quirófano enano. No. Es el lugar en la urgencia donde suturamos heridas más o menos superficiales, supuramos abscesos… vamos como su propio nombre indica, un lugar donde realizamos pequeñas intervenciones quirúrgicas.  

Uno hasta que no entra en este mundillo de la cirugía (y de forma muy limitada, nosotros sólo estamos en quirofanito, no solemos participar en quirófanos grandes) no sabe la gran variedad de herramientas que se utilizan. Que si mosquitos curvos o planos, que si pinza con o sin dientes, que si un Mepore o un Tubifix… un mundo aparte vamos! Y más con las distintas suturas. Y no, no me estoy refiriendo a las técnicas para suturar y cerrar heridas, sino a los hilos. Porque no es lo mismo un vicryl 2.0 que un 5.0… pero a esta compleja y amplia familia quirúrgica le añadiremos en unos años un nuevo miembro: las suturas inteligentes.

Investigadores de la Universidad de Tufts se preguntaron lo siguiente: ¿y si la sutura sirviera para algo más? Es decir, ¿podemos conseguir que la sutura pueda, además de su función de sutura, realizar otras acciones? Y puede que lo hayan conseguido.

Estos investigadores han creado unas suturas de hilo de algodón con nanosensores que permiten medir diferentes parámetros en la zona de la herida, como por ejemplo el pH de la sangre, la tensión entre los bordes o los niveles de azúcar. Es decir, la propia sutura nos ofrece datos objetivos y medibles de cómo evoluciona la herida. Esto es un gran avance ya que por primera vez podemos tener datos objetivos de la evolución de una herida y detectar, desde estadios muy iniciales, si hay alteraciones, como por ejemplo infecciones, que la herida no esté lo suficientemente bien curada para que no se retiren los puntos…

Todavía esta novedosa tecnología no se está aplicando en humanos, de momento solo en ratones. Pero que no nos extrañe que dentro de unos años la mayoría de los materiales utilizados por los médicos, como suturas u órtesis o vendas,  puedan recoger datos objetivos de nuestro cuerpo para detectar de forma precoz alteraciones, evitando así problemas mayores. .

Anuncios