El pasado martes, como visteis en mi Twitter, acudí al evento Health 2.0 Madrid, organizado por el gran Javier y José Miguel. Este evento, realizado en la Flagship Store de Telefonica localizada en la céntrica Gran Vía de Madrid, pretendía atraer a todos los participantes del mundo de la e-salud: profesionales sanitarios, periodistas especializados en e-salud, profesionales del mundo de la tecnologías y a todo ser vivo curioso. Y la verdad es que esta mezcla de profesiones y personas, como suele suceder, funciona.

La crónica del evento la teneis disponible en la E-salud que queremos, escrita por el propio Javier, quien escribe mucho mejor que yo. En esta entrada simplemente os quiero mostrar mi experiencia, mis opiniones, de lo que se habló en Health 2.0 Madrid.

En primer lugar Jose Francisco Ávila, un profesional médico y de la e-salud donde los haya, habló de los chatboots. ¿Tienen cabida en el mundo sanitario? Para mí pueden tenerla en problemas derivados de la comunicación entre médicos y pacientes por diferencias lingüísticas. Tener un programa que sea capaz de traducir simultáneamente palabras de una lengua a otra me parece maravilloso. No tanto, para mí, la propia aplicación de salud en sí. Es cierto que para ciertos temas, como campañas de gripe o informar de ciertos temas pueden ser de ayuda, pero desde mi punto de vista tienen un peligro: ¿sustituirían al medico? ¿Sustituirían a la consulta presencial? Veremos en el futuro.

Innvea Pharma creo que sorprendió a la mayoría de los asistentes. El aprendizaje del paciente y del futuro profesional a través de imágenes en 3D puede que sea el futuro. En docencia creo que lo va a ser, me generan dudas al respecto en la práctica clínica. En consultas puede que sí, pero ¿y en la planta? ¿Y en la urgencia? ¿Y si se utilizan en consultas, sólo en consultas de especializadas o también en consultas de Atención Primaria, donde el tiempo para cada paciente es mínimo? Sin embargo para la docencia me parece el futuro, tanto para futuros médicos como para profesionales. Un muy buen sabor de boca.

La tercera exposición fue de un tema más que hablado y requetepensado, pero no por ello menos interesante, en la e-salud: la utilizacion de plataformas digitales para la comunicación entre médicos y pacientes. Dubitat habló de las ventajas e inconvenientes de esta comunicación y presentó un producto destinado a esto, garantizando la seguridad de las comunicaciones entre los profesionales y el paciente, asunto muy a discutir últimamente en nuestro mundillo. Mi impresión fue que es una idea que, aunque esté muy bien pensada y desarrollada, todavía no ha terminado de completarse. Puede ser debido a que la sanidad en nuestro país dependa en gran medida del sector público y estas aplicaciones tengan poca cabida; pero tal vez en otro modelo de sanitario sí funcione o, incluso, funcione en el sector privado sanitario español.

De todas formas, sean buenas, malas, mejores o peores, se ve que la e-salud en España es saludable e interesa a mucha gente. Tal vez esto sea un problema ya que puede que no haya una estrategia común de hacia dónde avanzar y que cada uno vaya por su lado, difuminándose proyectos e ideas… pero una cosa está clara: hay un germen. Y ese germen, esa semillita que, gracias a gente como Javier y José Miguel, gente como José Francisco, Pedro Soriano, Mar Muñoz, etc… la e-salud en España pueda seguir creciendo.  

Anuncios