La medicina se basa en la evidencia. Todo conocimiento médico es basado en un conocimiento científico. Usamos un fármaco u otro dependiendo de lo que nos digan esos estudios basados en la evidencia de la situación a la que nos afrontamos. Y, según esa evidencia, la piedra angular en la que se basa nuestra ciencia, la forma de compartir el conocimiento y la creación de comunidades virtuales a través de redes sociales ya esta aquí.

Parece muy obvio pero hay pocos estudios que afirmen esto. Uno de ellos es el “How Health Care Professionals Use Social Media to Create Virtual Communities: An Integrative Review” publicado en Journal of Medical Internet Research. En el básicamente se dice que existe una evidencia de uso de redes sociales para la creación de comunidades virtuales que comparten el conocimiento y así potencian el desarrollo. Pero también nos habla de que existe una parte de clínicos que no comparten estos avances, por lo que las comunidades pueden quedarse sin su pilar, sin su sentido de ser: el de compartir.

Los hemos dicho en varias ocasiones: nuestra sociedad ha cambiado por el uso de redes sociales. El conocimiento y las experiencias ya no se lo queda uno solo en un libro o en un álbum de fotografías; se comparten a través de las redes, de tal forma que, sin quererlo, creamos comunidades virtuales. Y no sólo me refiero a comunidades virtuales científicas, sino de todo tipo. Probad a subir una foto de cualquier alimento que os guste y etiquetarla en un hastag. Seguro que habrá muchas personas que hayan subido un contenido parecido con el mismo hastag, o incluso haya un grupo o comunidad en facebook sobre eso que hayáis subido.

Y precisamente en esto, en la poca predisposición a formar estas comunidades virtuales es lo que falla nuestros hospitales en la red. Suben contenidos, sí, pero no favorecen la creación de estas comunidades, no favorecen que se comparta información científica de valor para la comunidad virtual de científicos que estamos en la red. Y estas comunidades ya no son sólo opiniones o teorías divagatorias de los locos del social media; lo dice nuestra alidada, la evidencia, de que existimos, que existiremos, y que seguiremos creciendo.

Anuncios