Muy buenas a todos. Después de este periodo d vacaciones, vuelvo al ataque.

Estamos un día después de navidad y, no sé si os pasa a vosotros igual, pero cada vez que pienso en comida, me entran ganas de vomitar. Estos días, con las comidas familiares y tras mi pericia americana, mi dieta no ha sido, digámoslo suavemente, lo más equilibrada y sana posible. Entre el marisco y las millones de hamburguesas ingeridas, más el alcohol y los dulces navideños, mi cuerpo se resiente y me pide un respiro.

Para combatir esta sobrealimentación o esta mala dieta, he pensado en ir haciendo en el blog un planning runner semanal. Si habéis leído mi biografía, me presento como un loco del deporte, esencialmente el running. Salir a correr me encanta. Es mi terapia para no caer en la locura que llevo de vida. Empecé hace cuatro años y, desde entonces, con periodos de mayor o menos actividad, no he parado.

La idea de esta sección es comentar en un post, una vez a la semana, cómo han sido los entrenamientos y los diferentes tipos. Además también me gustaría comentar las lesiones más frecuentes que podemos sufrir durante la práctica de este deporte y cómo debemos de combatirlas.

En esta entrada lo que me gustaría es daros una introducción de cómo deben de ser para mí los inicios del runner. A por ello.

Empecemos por resolver la siguiente pregunta: ¿por qué corremos? Esta es la primera y más importante de todas. Las respuestas son múltiples: porque nos ayuda a desconectar; porque nos gusta estar en forma; porque es una forma de superarnos, etc. Existen múltiples razones, cada uno tiene la suya. Las mías son dos: porque me ayuda a desconectar y es una forma de demostrarme a mí mismo que puedo superarme, que no tengo límites.

Una vez respondida esta pregunta, debemos de marcarnos un objetivo. Para mí es muy importante esta parte, ya que correr sin un objetivo claro no nos va a motivar. Si tenemos un objetivo, ya sea distancia o tiempo de carrera, tendremos más motivación para salir a correr. Mis objetivos para 2017 son los siguientes: la carrera Corre por una Causa que se disputará en Madrid el 12 de febrero de 10 km; y la Behobia-San Sebastián.

Ya tenemos los objetivos, ya sólo nos falta salir a correr. ¿Qué necesitamos? Aquí van los materiales básicos para mí:

  1. Zapatillas cómodas y de deporte. Existen muchos tipos de ellas con una amplia gama de precios. Pero me parece básico no escatimar en esto. Unas zapatillas buenas para correr previenen muchas lesiones. Si las tienes pero están antiguas y desgastadas, cómprate unas. Van a ser tus mejores amigas.
  2. Ropa cómoda y deportiva. A mi en invierno no me gusta salir especialmente abrigado. Voy con una camiseta térmica, una camiseta corta y unas mallas. A mí me gusta correr con guantes pero no me gusta con gorro o gorra. Depende del gusto de cada uno.
  3. Móvil. Si, lo has leído bien. Me gusta salir con el móvil a correr por tres razones: una, si me pasa algo, puedo ponerme en contacto con alguien inmediatamente; dos, me gusta correr escuchando música; tres, llevo mi app de running encendida.

Perfecto. Tenemos una razón por la que corremos, un objetivo marcado y el material listo. ¿Falta algo más? Sí; falta saber cómo correr. ¿Hoy toca tirada larga de 50 minutos o toca fartlek? Necesitamos un plan de entrenamiento acorde a nuestro objetivo. ¿Dónde los puedo encontrar? Existen muchas páginas web donde ofrecen planes de entrenamiento. A mí personalmente me gustan mucho los planes de entrenamiento de Runners aunque los que más utilizo son los de la app de Nike. Son los más cómodos, especialmente cuando toca entrenamientos de series o fartlek y no tengo que estar pendiente de la distancia ni tiempo.

Y de momento ya está. Ya podemos salir a correr. Nos leemos o nos vemos corriendo

Anuncios