¿Sabéis cuantos pacientes puede ver en una mañana un médico de Atención Primaria? Haciendo una media de los días que he estado, son entre 40 o 50 pacientes. Esto significa que tenemos que ver a cada paciente en 5-7 minutos si cumplimos nuestro horario laboral.

De hecho, muchas veces, los pacientes no pueden citarse el mismo día o al siguiente porque, literalmente, no hay huecos. ¿Y qué hace nuestro querido paciente, que se encuentra mal y necesita un tratamiento, pero no tiene cita hasta dentro de 4 días? ¿Aguantarse? No. Acude a los servicios de urgencia hospital.

Según el post de los pacientes y las urgencias, ¿lo hace bien? No. ¿Pero es comprensible? Totalmente. Es completamente nefasto para nuestro sistema que sobrecarguemos los servicios de urgencias con problemas que se pueden solucionar desde nuestro centro de salud, principalmente porque a la urgencia debe acudir lo urgente. ¿Y cómo solucionamos esto?

La solución es sencilla: dotando de más recursos a la Atención Primaria. Con esto no quiero decir que tengamos la capacidad de hacer radiografías desde todos los centros de salud o que tengamos consultas de especialistas. No. Simplemente con disminuir la presión asistencial es suficiente, es decir, que en una consulta un médico de familia sea capaz de ver 20-30 pacientes en vez de 40-50. Esto se consigue contratando médicos y profesionales sanitarios.

¿Es esto efectivo? ¿Se consigue realmente disminuir el número de gente que acude a urgencias? Pues de acuerdo con un estudio realizado en la ciudad de Manchester, Inglaterra, sí que es efectiva esta medida. Se consiguió reducir un 26,4% las visitas a urgencias por dolencias leves. Pero según los investigadores el resultado de este estudio no puede ser extrapolable completamente. Hace falta más evidencia para determinar si, dotando de mayores recursos humanos a la Atención Primaria, se conseguiría disminuir el número de urgencias hospitalarias.

Anuncios