La enseñanza. El aprendizaje.

Tal vez sean dos conceptos que los asociamos a los primeros años de vida. Sin embargo, la realidad dista mucho de esto. Cada día, incluso cada minuto, aprendemos algo. No tiene por qué ser algo nuevo; puede ser revivir una experiencia pasada que nos haga actuar de una manera distinta. Incluso enseñamos todos los días. La experiencia personal de cada uno a afrontar las diferetentes experiencias y situaciones hacen enseñemos a otros a actuar.

La Medicina de Familia tiene un apellido que pocas especialidades tienen (por no decir ninguna): Comunitaria. ¿Y esto en que consiste? Si nos vamos al BOE el Médico de Familia abarca dos áreas de atención: la de salud del individuo y la de salud de la comunidad. Es más, respecto al área de comunidad dice lo siguiente: “El Médico de Familia debe obtener la información suficiente para identificar las necesidades de salud de la población, considerando a la comunidad en su conjunto como sujeto de atención, identificando a los grupos de riesgo que, por razones de clase social, género, etnia, edad, etc., sufren desigualdades en salud, programando e implementando intervenciones para abordar los problemas de salud comunitarios y conseguir el acceso al sistema sanitario de los sujetos mas vulnerables”. Este concepto, este significado hace que en la Medicina de Familia las intervenciones se realicen dentro y fuera de la consulta. ¿Protegiendo a los más vulnerables? Mejor dicho, protegiendo a todos.

Por tanto, nuestra consulta vuelve a no ser suficiente. El concepto de consulta con cuatro paredes debe de desaparecer nuevamente. No solo nuestras acciones deben de estar dirigidas a nuestro paciente que tenemos delante, sino hacia toda la comunidad.

Y realmente este es el objetivo real de este blog, que no es más que la educacián sanitaria. No quiero que se me malinterprete. No quiero decir que cualquiera pueda ser médico; es una idea utópica. Pero sí que creo que se pueden dar unos consejos sanitarios que evitarían que nuestros pacientes realicen un mal uso de los servicios sanitarios, especialmente la urgencia.

La promoción de la salud debe de ser uno de los puntos donde debemos de hacer mayor hincapié. Me refiero a acciones encaminadas a tener una alimentación equilibrada y sana, los beneficios de hacer ejercicio físico, técnicas de relajación de estrés, prevención de enfermedades importantes como el infarto, el cáncer de mama, etc… debemos de hacer estas acciones, claro que sí, pero creo que debemos de dar un paso más. Deberíamos enseñar a los pacientes a saber detectar signos y síntomas de alarma de distintas enfermedades: por ejemplo, saber que cuando se tiene un poco de sangre en las heces podría ser síntoma de algún sangrado en el tuvo digestivo y eso implica que hay que acudir a un médico; qué dolor torácico puede significar una patología más grave y cual no…

Tal vez penséis que con este tipo de actuaciones se aumente la alarma y sea contraproducente, pero yo creo que no. ¿Qué somos los médicos antes de tener una formación médica? Somos personas, somos pacientes que no sabemos de nada. No digo de dar una formación tan extensa y tan compleja como la recibimos nosotros, pero sí unas pautas simples y sencillas.

¿Que opináis?

Anuncios