El primer post de esta nueva aventura debe ser para explicar el por qué lo empiezo. Sin un por qué, sin objetivo, todo carece de sentido.

Existen miles de entradas en la web explicando por qué es bueno escribir un blog. Porque tus clientes están en la web y por tanto éste es un espacio donde te pueden ver; porque dejas tu huella digital; porque es sencillo, rápido y barato; y así hasta un sin fin de razones. Sin embargo a mi me gustaría explicarlo a mi manera. Además, soy fiel defensor de la terapia individualizada…

La primera es por lo apasionado que soy del mundo internauta. Tal vez mi pasión por este mundo venga de las múltiples utilidades y aplicaciones que tiene, para mí, uno de los mejores inventos de la historia. Internet es un medio de comunicación que te permite estar en contacto con miles de personas en múltiples modalidades: desde llamadas o videollamadas hasta escribir comentarios en redes sociales; o subir una foto; o escribir post como lo estoy haciendo yo ahora. Y encima ahora no necesitamos un ordenador para acceder, lo podemos hacer desde nuestra tablet o smartphone.

Debido a que tal vez sea el medio de comunicación del siglo XXI, internet permite almacenar una cantidad de información ingente. Sino me creéis os pongo el siguiente ejemplo. Antes, cuando querías buscar información científica actual, tenías que ir a una biblioteca especializada. Cuando llegabas y querías artículos de tal área, tenías dos opciones: una era pedirle ayuda al bibliotecario; la otra era buscar un libro de índices que se actualizaban cada cierto tiempo y a partir de ahí podías buscar la revista donde estaba tal artículo. Ahora el mundo ha cambiado totalmente. Simplemente con tener conexión a internet desde sitios especializados (también lo puedes hacer desde casa pero necesitas permisos además de abonar una cantidad de dinero para poder tener un acceso a todo, un método premium vamos) a bases de datos como Pubmed o Up to Date, tecleas lo que quieres encontrar, y ya está. Y no sólo te sale un artículo. Te pueden salir miles. A mi me han llegado a salir 2500 artículos encontrados con una palabra clave…

Y de aquí se puede extrapolar uno de los grandes problemas que nos encontramos los sanitarios. Muchas veces la información encontrada en internet sobre temas sanitarios no es lo suficientemente veraz. Para nosotros, los profesionales, es relativamente fácil distinguir qué información es veraz y cuál no lo es. Sin embargo, para nuestros pacientes no es tan sencillo, ya que ellos no tienen una base formativa como la que tenemos nosotros. Ésta es una de las razones por las que empiezo este blog. Quiero dar a los pacientes información veraz y fiable de una manera que todo el mundo lo entienda, sin tecnicismos o vocablos médicos que a veces son inentendibles hasta para nosotros.

Otra de las razones por las que empiezo es debida a la facilidad que tenemos para el acceso a internet. A mayor facilidad de acceso, mayor es la cantidad de personas que están presentes en la red. Y esto ha provocado que las personas estemos más predispuestas a compartir nuestra vida. De hecho, ya no sólo compartimos nuestras alegrías, nuestros viajes, nuestras cenas románticas… También compartimos enfermedades, como hace Pablo Raez en Facebook.

Por eso escribo este blog. Porque en un mundo donde los pacientes están en internet, un médico debe estar con ellos, para guiarles, para ayudarles, para aconsejarles… Porque ya no solo debemos de tener nuestra consulta física, sino nuestra consulta virtual.

Anuncios